La Cuaresma y la Pascua de Cristo en Nuestro Caminar de Fe – Mensaje de Cuaresma 2019
15/02/2019
125 Aniversario del Seminario de Chihuahua
15/03/2019

INTRODUCCIÓN

Una de las Prioridades Pastorales de nuestra Arquidiócesis de Chihuahua es los Bautizados Alejados.

Toda la vida de la Iglesia ha tenido dentro de sus inquietudes pastorales el cuidado de estos hermanos nuestros, pero de una manera más incisiva y con una reflexión pastoral más recurrente ha venido cayendo en la cuenta de una atención especial en los últimos años, sobre todo en la Iglesia Latinoamericana: es urgente ir a los Bautizados Alejados.

En una de las Asambleas de la Conferencia del Episcopado Mexicano tuvimos como objetivo de estudio: la renovación pastoral de las parroquias. Y en toda una tarde estuvimos tratando la realidad pastoral de los Bautizados Alejados.

¿QUIENES SON LOS BAUTIZADOS ALEJADOS?

Son todos aquellos católicos bautizados que no practican su fe.

Sí se dicen católicos cuando va el INEGI a encuestarlos, o cuando alguien se los pregunta; pero viven su fe como si no la tuvieran.

No se comportan en su trabajo, comunidad, vida política, medio económico, etc. como verdaderos cristianos, transformadores de las estructuras y de este mundo, como Dios manda. No participan en la Misa Dominical, mucho menos en las actividades pastorales de la Iglesia.

PORCENTAJES

Sin tener un estudio preciso y serio, sino sólo estimativo tomando en cuenta: asistencia a Misa Dominical, recepción de los Sacramentos, miembros de agrupaciones católicas y otros; el porcentaje que se calcula es de 86% de Bautizados Alejados.

No pensemos que estos católicos están en países de misión, en países protestantes, en china o en otros lugares; están en México, están en la Arquidiócesis de Chihuahua, están en tu Parroquia, están en tu Comunidad, están en tu Familia.

MOTIVOS DE ALEJAMIENTO

Son muchos los motivos de su alejamiento:

+ La flojera por las cosas de Dios.

+ El mundo que vivimos con un fuerte materialismo, hedonismo, laicismo, etc.

+ La falta de formación cristiana de los Laicos, sólo quedarse en lo que se recibió antes de la Primera Comunión o en la Confirmación, y esto a veces muy reducido en tiempo de formación, en calidad y en cantidad.

+ La falta de Familias verdaderamente cristianas, en las que la transmisión y vivencia de la fe sea algo natural.

+ Algún desaire causado por un Sacerdote, una Religiosa o un Laico Comprometido, que aunado a la inmadurez cristiana produzca el alejamiento.

+ El no hacer atractiva en nuestras comunidades, la vida de fe sino algo incoloro, insípido o sinsabor; una abulia y flojera arrastrada sin compromiso.

QUE HAY QUE HACER ANTE ESTA REALIDAD

+ Ir en busca de los Bautizados Alejados a sus casas y lugares de trabajo, e ir a ellos donde se juntan y conviven.

+ Formar grupos de Iglesia dedicados a la búsqueda y encuentro de los Bautizados Alejados.

+ Crear una Parroquia misionera y abierta, no de espera sino de misión y salida.

+ Brindar siempre una buena cara, un buen trato, ser bondadosos en la atención: Sacerdotes, Religiosas y Laicos Comprometidos.

+ Intensificar la vida de oración.

+ Hacer atractiva la vida de la Iglesia.

+ Implementar la formación de los Laicos para que no se sigan alejando.

+ Hablar el lenguaje del amor.

+ Tener en cuenta la cultura actual y así llegarle al hombre de hoy.

+ Usar los medios de Comunicación Social: hojas, folletos, periódicos, internet, redes sociales, etc.

+ Curarnos la bilis.

+ No sobre cargarse de trabajo para que el cansancio no nos abrume.

+ Cuidar y cultivar no sólo lo celebrativo y sacramental, hay que ir a la evangelización, los grupos, las misiones populares, el visiteo, los retiros kerigmáticos, etc.

+ Vivir alegres la vida cristiana.

CONCLUSIÓN

El documento de Aparecida, con mucho acierto nos dice que la Iglesia crece por atracción más que por el proselitismo.

Esta afirmación nos hace pensar en Hch. 2: el número de creyentes crecía de día en día, porque los demás veían como vivían, como se amaban, como se trataban.

En la cuestión del trabajo pastoral hacia los Bautizados Alejados, pienso que hay algunos lugares privilegiados para su atracción, todos ellos son lugares de comunión, que hacen más fácil y adecuado este servicio de Iglesia: la Parroquia, la Familia, la Arquidiócesis, el Seminario, el Presbiterio, los Grupos Apostólicos y otros más.

Que en la Misión Permanente de la Iglesia a la que estamos abocados, con 127 años cumplidos de vida Diocesana, sin parcializar y olvidar todo el quehacer pastoral de la Iglesia, no descansemos en estar en búsqueda permanente de los Bautizados Alejados.

+Constancio Miranda Weckmann

Arzobispo de Chihuahua

12  de Febrero de 2019                                                               Chihuahua, Chih.

Comments are closed.