Hay más alegría en dar que en recibir – Mensaje Diezmo 2018-2019

Confirmaciones 2019
10/10/2018
Caravana de Migrantes
23/10/2018

M E N S A J E D I E Z M O

2018 – 2019

“HAY MÁS ALEGRÍA EN DAR QUE EN RECIBIR” (Hch.20,35)

La aportación del Diezmo es la oportunidad que tenemos todos los Bautizados de ayudar a nuestra Iglesia de la Arquidiócesis de Chihuahua en sus necesidades.

Los sobres para la recolección del Diezmo serán proporcionados del mes de Noviembre de 2018 al mes de Marzo de 2019, tiempo de donación de la campaña del Diezmo. El sobre lo podrá entregar en su Templo, en su Parroquia o en las Oficinas del Obispado.

La aportación consiste en un día de salario al año y, para quien tenga ingresos mayores, el 2% de sus ganancias generadas durante el año. Cuando aportamos el Diezmo cumplimos con un mandamiento, pero más que todo nos da la dicha de colaborar generosamente en las obras de la Iglesia para la propagación del Reino de Dios.

El anuncio de la Buena Nueva de Jesucristo, llevado a cabo por la acción de la Iglesia, no sólo es importante sino vital. Es Jesús quien viene a darle sentido a la vida por el servicio de su Iglesia en el mundo. Una Iglesia a la cual Usted y yo pertenecemos, y de la cual recibimos la misión más importante de nuestras vidas, extender el Reino de Dios, para que así todos podamos alcanzar la salvación.

La misión de la Iglesia necesita de su generosa ayuda, sin la cual no podrá realizarse. Por eso les invito a que, en la medida de las posibilidades de cada quien, seamos generosos y compartamos de lo mucho que Dios nos da todos los días.

Agradezco a todos: Sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Fieles Laicos por su entusiasta y generosa colaboración para realizar con el mayor fruto posible la campaña del Diezmo.

La aportación del Diezmo se emplea para ayudar en: la Evangelización y Catequesis, el Seminario y las Parroquias necesitadas, las Comisiones Diocesanas y las Casas de Pastoral de la Diócesis, las necesidades de los Sacerdotes ancianos y enfermos, el sostenimiento del Obispado y el Tribunal Eclesiástico, las obras de caridad y otras acciones. Muchas gracias a todos por su generosidad.

Pido al Padre Bueno bendiga abundantemente a Usted y a su Familia, y que la intercesión de la Virgen de Guadalupe, nuestra querida y bondadosa Madre, nos acompañe siempre y nos permita seguir construyendo el Reino de su Hijo Jesús.

Con mi gratitud y oración:

+ Constancio Miranda Weckmann
Arzobispo de Chihuahua

Comments are closed.