03/10/2017

Rosario Viviente

La Santísima Virgen María nos ha dicho en Fátima: "Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios". María nos enseña a mirar con los ojos de Jesús, para que Él sea la luz en nuestro camino y nos ayude a creer en su amor, con una fe que crece y madura bajo su mirada maternal.