MENSAJE DE CUARESMA 2017
01/03/2017
SEMANA DE ESTUDIO DEL PRESBITERIO
20/03/2017

La diócesis de Nuevo Casas Grandes y su Obispo Jesús José Herrera Quiñonez fueron los anfitriones de la reunión ordinaria de Obispos de la Provincia Eclesiástica de Chihuahua, que congregó los días 27-28 de febrero en aquella ciudad episcopal, a los Obispos y sacerdotes que colaboran con ellos en las respectivas Curias diocesanas: vicarios generales, secretarios canciller, ecónomos y apoderados legales.

Para Notidiócesis, el vicario general Mons. Luis Carlos Lerma compartió que por parte de la Arquidiócesis acudieron junto con el Sr. Arzobispo Constancio Miranda Weckmann, el propio Mons. Lerma, el secretario canciller P. Jorge Arturo Martínez y el ecónomo P. Raymundo López Aguirre, en tanto que el apoderado legal diocesano P. Roberto Luján Uranga se vio impedido para asistir debido a la precaria salud de su señora madre.

El 27 por la tarde Obispos y sacerdotes concelebraron la Eucaristía en la Catedral de la Medalla Milagrosa. Al día siguiente continuaron los trabajos: los Obispos en el Obispado y los sacerdotes, en grupos según sus funciones, fueron acogidos por la parroquia Cristo Redentor, para tratar el cómo colaborar eficientemente con los Obispos en la misión, tarea o función encomendada a cada uno.

Manifestó Mons. Lerma que entre vicarios generales se acordó reunirse al menos una vez al año para compartir experiencias, “echarnos la mano entre nosotros” y, a la vez, “desde nuestra tarea ponerles el hombro a los Obispos para seguir adelante”. En cuanto a los secretarios canciller, se vio que la correspondencia (licencias, dispensas, traslados, etc.), genera mucho trabajo que sí se está realizando de manera eficiente. Los ecónomos abordaron la situación del cuidado y transparencia en el manejo de recursos de todas las instancias eclesiales debido a las exigencias del SAT.

Tema difícil de abordar fue el de los apoderados legales al tratar la problemática generada por las presiones del lobby gay, ya que si se les conceden hijos en adopción y quieren bautizarles, les es indispensable renunciar al pecado para vivir en la libertad de los hijos de Dios entre otras implicaciones.

Concluyó quien con cariño es llamado “Padre Calili”, que la reunión fue de mucho provecho para los participantes, pues además de abordar cada cual su servicio, contribuyó en gran medida a estrechar lazos fraternales entre sacerdotes y Obispos, y entre los mismos Obispos y sus equipos, sus “mano derecha”.

Comments are closed.